¿Necesitas traducir tu página web para la internacionalización de tu empresa?

En este artículo, te explicaré unas pautas para como puedes crear una página web multilingüe  y traducir los contenidos del mismo si quieres conquistar clientes de no habla hispana de alto valor.

Lo que vas a leer es fruto de mi propia experiencia. Aunque no soy informático ni un diseñador  de página webs, he estudiado un curso sobre como diseñar una página web profesional, y quería compartir lo que he aprendido contigo por si quieras hacerlo por tu cuenta sin apoyarte en un diseñador.

En los últimos años, tanto Internet, como la proliferación de aparatos como los smartphones y las tablets ha facilitado el comercio electrónico. Un 58% de los españoles usan el e-commerce aunque esta cifra es baja si la comparamos con otros países como  Reino Unido (76%), Alemania (68%), Japón (68%), Corea del Sur (72%) y Estados Unidos (67%).

Estos cambios en cultura y tecnología  significan que tus clientes potenciales pueden estar en cualquier lugar del mundo. Por eso, las empresas cada vez apuestan más por entrar en mercados extranjeros. Sería inútil negar que en el año 2018  vivimos en un mundo  digital y inter-conectado. Por eso, hoy en día tener un sitio web multilingüe para atraer clientes de no habla hispana resulta imprescindible.

A diferencia de la interconectividad tecnológico de la que gozamos,  el mundo lingüístico sigue fragmentado (aparte del uso de inglés hasta cierto punto).Se estima que hay  entre 150- 200 idiomas hablado por más que 1 millón de personas, lo que puede complicar un análisis  de los idiomas  más rentables que  debes usar para la traducción de una página web monolingüe.

Luego, explicaré como te puedes decantar por un idioma u otra, pero primero analizaremos porque tener un sitio web en varios idiomas es útil.

Hay un sinfín de razones para crear un sitio multilingüe entre los cuales podemos mencionar los siguientes:

  • para ofrecer valor añadido a tus clientes potenciales de  habla no española con un mensaje claro en su idioma.
  • Para que tu empresa que ya ha triunfado en España, puede llegar al siguiente nivel: el mercado internacional.
  • para  mejorar el SEO en los buscadores en el idioma local de tus clientes potenciales, y atraer así más trafico internacional a tu sitio web.
  • Para difundir noticias de prensa sobre la actividad de tu empresa para gente de  habla no hispana.

Además, en el año 2017 la empresa de estudios de mercado, IDG Research,  llevo a cabo una encuesta entre directivos de empresas en los Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania.  Querían hacer un sondeo relativo a  los beneficios que atribuían a las traducciones de  su contenido. Entre las respuestas. los encuestados señalaban:

  • más ventas en mercados internacionales.
  • más clientes potenciales.
  • mejor experiencia del usuario o comprador.
  • mejor desenvolvimiento de usuario o comprador con el contenido del sitio web.
  • mayor satisfacción del usuario o comprador.

Ahora, veamos  los pasos que debes seguir para traducir tu página web.

  1. Investigar el mercado

Ahora, sabes  por qué crear un sitio multilingüe, pero, ¿cómo puedes enfocarlo?

En primer lugar, no debes precipitarte. Antes de lanzarte a traducir contenido, hay que planear y  hacer una investigación detallada del mercado. Dicho de otro modo, es necesario conocer cuál es tu público objetivo, las trabas, las oportunidades, el valor añadido que tu producto o servicio proporciona así como las fuentes de financiación.

Sea cual sea el producto o servicio que quieres internacionalizar, se puede obtener de manera gratuita mucha información útil sobre el perfil de tus consumidores potenciales y sobre las tendencias en las economías de países concretos simplemente  leyendo la prensa especializada.

Por ejemplo Hosteltur ofrece artículos para empresas de servicios turísticos, OEMV es para exportadores de vino, y  las Cámaras de Comercio y el ICEX  proporcionan artículos de interés para cualquier industria exportadora. Por cierto, RTVE ahora emite una segunda temporada de Conecta con el mercado en la que los empresarios que han triunfado en mercados exteriores cuentan sus historias, a que retos enfrentaban, como eligieron sus destinos y dan consejos a empresarios españoles que quieren lanzarse a la internacionalización.

  1. Elegir las idiomas para la traducción de tus contenidos

Luego, una vez visto los resultados, puedes elegir los países a los que deseas dirigir tu publicidad y  traducir los contenidos de tu página web con ellos en mente.

Por ejemplo, para empresas que ofrecen servicios turísticos tales como hoteles o tour operadores, o guías, el idioma más obvio para atraer clientes es el inglés. Sin embargo, el alemán, el francés, el italiano y hasta el ruso y el portugués también pueden ser idiomas relevantes. Para más información échale un vistazo a mi artículo sobre los idiomas más rentables para traducir una página web.

Para empresas de energías renovables, en cambio, el japonés puede ser relevante dado  el país nipón sufre una clara carencia de  recursos energéticos.

La industria agroalimentaria española puede encontrar oportunidades jugosas en  Emiratos Árabes Unidos dada su gran necesidad de importar comida. Para más información, échale un vistazo al siguiente  artículo.

En cambio, las bodegas  exportadoras deben plantear traducciones al inglés, al alemán, al chino, al japonés y hasta al holandés ya que son mercados importantes para la comercialización de vino español.

Ahora que sabes de donde proceden tus clientes potenciales, puedes empezar con la tarea de convertir tu página web monolingüe en una web multilingüe. A continuación, te explicaré los siguientes pasos a seguir.

  1. Crear una copia de seguridad de tu página web

En mi primer intento de crear una página web monolingüe, ocurrían cosas extrañas. Sin saber por qué, desaparecían apartados enteros. Luego lo recuperé todo pero por un momento pensé que había perdido todo mi trabajo.

Entonces, para tu tranquilidad, puede ser una buena idea hacer una copia de seguridad de tu sitio monolingüe por si acaso surge algún imprevisto.

  1. Comprar una plantilla profesional

Para crear un sitio multilingüe con WordPress  hay que instalar un plugin (un componente de código que ampliar la funcionalidad de tu sitio web). Hay muchos plugins, como WPML, que se puede usar en la creación de un sitio multilingüe. No obstante, en esta entrada solo voy a hablar de uno de ellos, Polylang ya que es sencillo y gratis.

Diseñe mi página web monolingüe con el tema Spacious. Al principio no podía crear un sitio multilingüe  dado que la versión gratuita de este plantilla no era compatible  con  Polylang, y la  necesitaba para convertirla.

Por eso, hay que invertir en una plantilla profesional  al menos para poder usar Polylang.  Una vez que la tengas, es posible personalizar tu sitio web más a fondo. Por ejemplo, puedes cambiar el tamaño de los títulos, las fuentes y  los colores.

Vale la pena  porque por menos de 70 euros podrás darle a tu sitio web un toque mucho más profesional.

  1. Instalar el plugin, Polylang

Como decía antes, hay que instalar un plugin y hay varios en el mercado, como Google Translate, We Glot Translate y WPML aunque para los fines de este artículo,  solo estoy interesado en traducciones profesionales.

Recomiendo el plugin Polylang porque me fue recomendado en un curso que hice sobre cómo crear una página web profesional y para serte sincero  no me puedo quejar porque funciona bastante bien.  Además, como he dicho, la versión básica es gratuita, aunque también existe una versión de pago.

Si quieres saber más sobre Polylang, y una explicación más detallada de como debes proceder con este plugin, te recomiendo leer un artículo escrito por Mila Fernandez, que aparece a continuación: Polylang, alternativa a wpml-wordpress.

Para instalarlo hay que seleccionar el apartado “plugins” en el escritorio,  y “añadir nuevo”. Busca  “Polylang” y una vez lo encuentres, descárgarlo y actívarlo en tu sitio web.

 

Al activar Polylang  hay que rellenar los  campos para los idiomas que quieres usar en tu página web. Como ves, para mí, solo están el  inglés y el español pero puedes elegir cuantos idiomas  quieras.

Una vez completado los pasos iniciales, hay que seleccionar ” traducción de cadenas”. Aquí puedes traducir las frases aisladas en tu página como “leer más” y frases en los  sliders, textos  de los widgets, en botones…

 

  1. Traducir las páginas

Hay que tener en cuenta que una página web se compone de dos tipos de contenido:

  • Páginas principales (las páginas principales de tu página web que no cambian mucho).
  • Entradas (notas de prensa, blog, apartados que se actualizan con frecuencia)

Voy a empezar con las páginas principales:

Antes de nada cabe mencionar  que si quieres tener una página web profesional y atractivadebes descartar  la traducción automática ya que pondrá tu imagen y profesionalidad en entredicho. Las traducciones automáticas funcionan bien para tener una idea general de que trata un texto o para la correspondencia entre amigos pero no sirven para atraer clientes de alto valor a tu página web.

Hay que recordar tu imagen es super-importante y tus clientes, quizás sin saberlo,  relacionarán la calidad de tus contenidos con el grado de calidad de tu producto o servicio. Es decir, si el lector lee un texto de baja calidad que contiene muchos errores gramaticales o si  le cuesta entender tu mensaje,  considerará que tu producto o servicio también tendrá sus carencias.

Entonces, para traducir las páginas, o bien la puedes hacer tú mismo y después mandarlas a un nativo para que las revise, o bien  puedes entregar los textos directamente a un traductor. Todo dependerá del tiempo que tengas disponible y de tu presupuesto.

También, hay que tener en cuenta el aspecto cultural y adaptar tus contenidos a la cultura de tus clientes potenciales. Por supuesto, esto conllevará un estudio del mercado para conocer mejor a tu público objetivo, como he señalado más arriba.

Por ejemplo, tendrás que tener en cuenta el nombre de tu marca, las unidades de medida y el perfil de tus clientes internacionales. Si, trabajas para la industria de turismo y después de  investigar el mercado, descubres que a los ingleses cuando viajan, les gusta visitar  monumentos  y probar la oferta gastronómica,  puedes resaltar lo que hay para visitar en los alrededores  y recomendar establecimientos para comer en la versión inglesa de tu página web.

  1. Unir las páginas

Ya has redactado las páginas, es hora de unirlas. Hay que tener cuidado con este paso ya que si no lo haces correctamente, aparecerán mensajes de error que pondrá tu profesionalidad en entredicho.

Sólo es una cuestión de unir las páginas como  he explicado en la imagen. En el escritorio selecciona “páginas, “ ,“añadir nuevo” y enlazarlas según las banderas.

Vamos a ver una pequeña ejemplo con mi página web. He creado una página como siempre en español “Traducciones de español al inglés para la Internacionalización de Moda”. Si ves, hay una bandera de España para simbolizar el idioma de la página. Luego, he creado otra página, esta vez en inglés “Proofreadings in English for Internationalizing your Fashion Business” y ahora se ve la bandera del Reino Unido para señalar que el idioma de esta página es inglés. Para terminar, solo hay que enlazar las dos páginas.

¿Cuanto vale una traducción de mis página web?

Bueno, ya está casi. Ahora viene la pregunta estrella: ¿cuánto hay que pagar?

Los presupuestos para  traducir una página web varían bastante según la combinación de idiomas, el volumen de palabras, la complejidad del texto, el formato  y la urgencia.

Vamos a ver un ejemplo orientativo, Tienes una página web en castellano para tu empresa de moda y quieres traducirla al inglés, al alemán y al francés. Hay unas 5.000 palabras de texto y  un traductor profesional quizás cobraría alrededor de 0,07-0,08 euros por palabra (más IVA). Así que el trabajo saldría a 350 a 400 euros (más IVA)  para cada idioma traducido.

Luego, hay que tener en cuenta que una página web es algo cambiante,  es decir, los contenidos se modifican cuando quieras publicar notas de prensa sobre tu empresa con frecuencia, y  esto hay que tenerlo en cuenta cuando elaboras tu presupuesto.

CONCLUSION

Tener una página web en varios idiomas es una necesidad hoy en día si tu empresa busca la internacionalización de sus productos o servicios. Como hemos visto hay varias etapas en la creación de una  página web multilingüe. Deberías planearla con cuidado y lanzarte solo después de una investigación sobre tu público objetivo.  Con paciencia y profesionalidad, ya puedes hacerlo.

Ya vez, no es tan complicado hacerlo, pero si tienes cualquier duda sobre cómo llevarlo a cabo, puedes ponerte en contacto conmigo en info@translatenaturally.com

¡Suerte!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *