¿Trabajas en la industria agroalimentaria y te estás planteado vender en Reino Unido?


En esta entrada hablaré  sobre la cultura de este país y te daré algunas pistas que te pueden ayudar a conquistar al consumidor británico.

Te voy a dar una visión general del mercado en el país y luego me centraré en unos subsectores concretos de la industría agroalimentaria: vino, aceite de oliva, jamón curado, fruta y hortalizas.

Unas consideraciones generales:

  1. A los británicos les gusta probar comida nueva

Los británicos son muy dispuestos a probar la comida internacional porque siempre buscan algo nuevo. Si alguna vez has visitado  Londres, habrás visto la variedad de restaurantes que hay: de China, India, Vietnam, Etiopia, Rusia…No hay mejor sitio que demuestre este hecho que el mercado de Camden en el norte de la ciudad que  tiene fama de ser un sitio donde puedes probar comida de cualquier rincón de mundo.

En mi casa cuando crecí mi madre mezclaba comida tradicional inglésa con comida de otros países. Algunos días comíamos spaghetti, otros días curry, otros cuscús.

En parte este afán por probar comida nueva tiene razones históricas. Durante la segunda guerra mundial sufrimos problemas de abastecimiento de comida importada. La razón fue que  los  alemanes atacaban los barcos que se dirigían a Gran Bretaña, como estrategia de guerra. Los británicos podían auto-abastecerse, pero a partir de ese momento, las autoridades británicas impusieron un sistema de racionamiento que duró hasta  finales de los años cincuenta.

El corte en el suministro de ingredientes importados resultó en una caída de la calidad de la  cocina británica que acabó siendo bastante insustancial hasta el fin de racionamiento. Desde entonces la gastronomía británica ha mejorado bastante pero, aún así, su reputación internacional  sigue sufriendo hoy en día. De hecho hay británicos que aún creen que su gastronomía es inferior a la de otros países.

 

  1. El efecto de Brexit.

Los resultados de referéndum  de Brexit en 2016 en favor de una salida de la Unión Europea han causado mucha incertidumbre en el mercado británico. Esta situación ha dado lugar a la preocupación en la bolsa y una caída en el valor de la libra lo que, por ende, ha provocado un incremento en el precio de las importaciones.

Cabe destacar que no todos los británicos apoyan el Brexit, y resulta llamativo que Londres, el seno financiero del país y hasta cierto punto el motor de la economía, votara en  contra. En realidad el resultado tuvo su origen en el voto de la gente de las provincias de Inglaterra y Gales.

Una salida de la Unión Europea, podría significar la imposición de aranceles, pero aún es temprano para saber si  serán a aplicados o no. Por lo momento no ha cambiado nada. La cuestión  es si vamos a tener lo que se ha venido en  llamar “hard” o “soft” Brexit.

El hard Brexit sería una ruptura más drástica con Europa  mientras  el soft Brexit  se refiere a  una situación en la que el país quizás mantenga  hasta cierto punto el  libre comercio con Europa. En este caso su relación comercial con el área comunitaria  se parecerá a la que países como Noruega, Islandia  o Suiza tienen en la actualidad.

  1. La preocupación por salud

En 2017 un artículo del 2017 del diario Británico, The Guardian, mostró los resultados de un informe publicado por la OCDE en el que decía que la tasa de obesidad en el Reino Unido era la más alta en Europa occidental. Entre los expertos del gobierno incluso se hablaban de la posibilidad de la quiebra del NHS, el servicio público de salud del país.

Estos datos han sido atribuidos a una dieta con mucha grasa y una vida demasiada sedentaria debido a la sobreprotección de los niños que no hacen deporte como antes pero tienden a sentarse en casa jugando a videojuegos.

Para contrarrestar esta tendencia algunos cocineros británicos de renombre como Jamie Oliver llevan tiempo promocionado buenos hábitos alimentarios, sobre todo para niños.

Por eso, para llamar la atención de los consumidores británicos, es muy importante destacar las propiedades saludables de tu producto.

4. La influencia de turismo.

 

Desde los años 90 con la llegada de EasyJet y Ryanair   España se convertía en el  destino  favorito de los turistas británicas y el Reino Unido, en el  primer mercado emisor de turistas en España. En otras palabras, en el Reino Unido, España  y el afán de aprender más sobre la cultura española, incluyendo su gastronomía, se puso de moda.

5. El éxito de los restaurantes españoles en Reino Unido

Al mismo tiempo, los restaurantes españoles han triunfado en Reino Unido hasta tal punto que ya  pueden encontrarse en lugares tan lejanos como Inverness en el norte de Escocia. Este éxito significa que hay  más oportunidades para promocionar tu comida ya sea vino de Ciudad Real, queso manchego, gazpacho de Andalucía o jamón serrano.

Por lo tanto, ponerse en contacto con  unos cocineros de renombre para promocionar tu producto puede ser una buena idea ya que tienen mucha influencia en el público.

6. El comercio electrónico:

Los británicos son muy aficionados a las compras en línea. De hecho, en 2015 el Reino Unido fue el tercer mercado más grande del mundo a nivel de comercio electrónico, solo superado por China y EEUU. Parece que  la tendencia en el futuro va a  seguir en el mismo camino.

Por lo tanto, puedes plantearte la opción de ofrecer la venta directa a tus consumidores británicos a través de tu página web. Para este propósito debes tener una página web multilingüe tanto en inglés como en español.

Si quieres aprender cómo hacerlo, puedes leer otra entrada mía: como crear una pagina web multilingue y traducir los contenidos de manera sencilla y economica

 

7.IVA

Casi todos los productos agroalimentarias están exentos de IVA, pero  esta exención no se aplica a las  bebidas alcohólicas como el vino.Para más información haz clic en el siguiente enlace:

www.gov.uk/guidance/rates-of-vat-on-different-goods-and-services#food-and-drink-animals-animal-feed-plants-and-seeds.

 

Ahora, echaremos un vistazo a unos sectores en concreto.

  1. Aceite de Oliva:

Reino Unido no produce aceite de oliva pero eso no significa que sea fácil  penetrar en el mercado.

Tu competidor principal es Italia. Aceite de oliva que proviene de este país está bastante establecido en el  Reino Unido, aunque España sea el primer proveedor al país.

También hay que tener en cuenta que en la cocina británica, el consumidor británico está acostumbrado a usar otros productos como aceite de girasol, mantequilla, manteca o margarina, aunque estás opciones sean menos sanas.

Para promocionar tu marca de aceite de oliva, hay que educar el consumidor: puedes contarle la historia de tu producto, como se elabora, sus beneficios para la salud y destacar su superioridad sobre otros tipos de aceite. En este sentido, te vendría bien intentar establecer una relación comercial con cocineros de renombre en el Reino Unido ya que, como he comentado, tienen mucha influencia sobre los consumidores.

El etiquetado debe estar escrito en inglés y detallar los ingredientes y las cantidades de estos, las condiciones óptimas para su almacenamiento,  el nombre y dirección de productor, instrucciones de uso y lugar de origen.

2. Jamón curado

 

Es otro producto que no se elabora en el Reino Unido lo que significa que hay excelentes oportunidades para los  exportadores.

Sin embargo, si quieres exportar jamón curado  tendrás que enfrentar a la fuerte competencia de Italia, Francia, Dinamarca, Irlanda y Alemania cuyos jamones son más conocidos en el Reino Unido.

Pero, en las últimas décadas, ha surgido una oportunidad  de oro porque, como he indicado anteriormente, la comida española se ha puesto de moda debido al crecimiento de turismo británico en España y el éxito de los restaurantes españoles en el Reino Unido. Por eso hay buenas oportunidades para promocionar tu jamón.

Según un informe elaborado por la Oficia Económica y Comercial de la Embajada de España en Londres, dos oportunidades han sido identificadas  para vender jamón allí:

  • venderlo como  producto ecológico: los consumidores británicos buscan productos naturales. Quieren saber si  lo que van a comer está libre de aditivos, colorantes y de conservantes artificiales. Quieren saber cómo se han criado los animales. En general, los consumidores son cada vez  más propensos a  comprar productos de animales de corral, y rechazan los relacionados con la crianza intensiva.
  • Como he señalado más arriba, los consumidores británicos siempre buscan algo novedoso. Entonces, si produces jamón, hay que pensar en el valor diferenciador que puedes ofrecer. En el informe se aconseja proporcionar este con etiquetado o embalaje atractivo u ofrecer nuevas recetas.

Además, sería una buena idea promocionarlo por degustaciones y notas de prensa.

Como nota final, hay que tener cuidado con la manera en que se presenta el jamón. Debido a la sensibilidad de muchos consumidores británicos hacia los animales, se aconseja no mostrar las pezuñas del animal. Otro aspecto: debes tener en cuenta que las autoridades sanitarias prohíben la exhibición de patas colgadas

3. Hortalizas y fruta

La producción nacional de hortalizas y fruta en  el Reino Unido es pequeña comparada con la de España. En 2016 producción local de hortalizas abastecía al 54% del mercado (exceptuando zanahorias  y repollos cuya cifra redonda el 90%) (Y solo  el 17% en el caso de la fruta (en general frambuesas, fresas y manzanas).

Es decir, el Reino Unido depende en gran medida de las  importaciones de fruta y hortalizas.

La buena noticia es  que España goza de una buena posición, ya que es el primer proveedor  de fruta y hortalizas al Reino Unido tanto en volumen como en valor. Si visitas cualquier establecimiento en el país donde se vende estos productos, en las etiquetas, verás España como país de origen por doquier.

Para promocionar tus productos, deberías  destacar como pueden beneficiar la salud. Desde hace tiempo el NHS (el Servicio Nacional de Salud) en Reino Unido ha impulsado la iniciativa “5-a-day” aconsejando la consumición de  5 porciones de fruta y hortalizas cada día. Esta iniciativa ha sido respaldada por cocineros de renombre como Jamie Oliver.

Debido al cambio climático, cada vez hay más preocupación por el origen y la manera de cultivar la fruta y las hortalizas. Muchos consumidores tienen sus recelos respecto a los productos cultivados con pesticidas o a los alimentos transgénicos. Por lo tanto, si son orgánicos (environmentally-friendly produce) esto puede llamar la atención del consumidor británico.

El etiquetado debe ser en inglés y constar potenciales intolerancias y alérgenos además de la fecha de caducidad.

4. Vino:

 

Como la producción local de vino en el Reino Unido es muy pequeña, existen oportunidades para los exportadores.

El Reino Unido fue el segundo país que más vino importó en 2015 y el sexto país que más vino consumó en el mundo –más del 70% de los adultos lo beben.

En general, las variedades  de uva que el consumidor prefiere son merlot, shiraz, tempranillo y cabernet sauvignon.

Vender vino allí, sin embargo, es un reto porque es un mercado maduro y los vinos españoles tienen que competir con otros de Francia, Italia, Alemania y el Nuevo Mundo.

En cuanto a las tendencias, según un informe de la embajada española en Londres, ha habido un crecimiento en el consumo de vino  en detrimento de la cerveza.  El vino que más se vende es el vino blanco con una cuota de mercado de 47%, esta es la variedad  preferida por las mujeres. Recientemente ha crecido la venta de vino espumoso.

Las tendencias en la forma de distribución también han mostrado cambios. El crecimiento de venta ontrade (el canal HORECA) está subiendo más que el canal off-trade, que tradicionalmente ha acaparado el mercado.

El otro cambio significativo es el gran crecimiento experimentado en las  ventas de vino online. Desde 2010 hasta 2015 la venta de vino por comercio electrónico creció un 116%.

Como punto final, cabe destacar que el etiquetado debe estar escrito en un inglés claro y conciso ya que la industria ha conseguido confundir el público británico con términos como “reserva” y “crianza”.

Conclusiones:

El Reino Unido presenta un reto para el exportador de productos agroalimentarios y el Brexit no facilitar las cosas. Sin embargo, el turismo británico y el establecimiento de restaurantes españoles a lo largo y ancho del país ha creado  oportunidades para productores que pueden mostrar que lo que ofrecen es bueno para la salud, que cuidan el proceso de producción y ofrecen un producto innovador.

Fuentes:

Estudios de mercado elaborados por las Oficinas Económica y Comerical de la Embajada de España en Londres :

  • El Mercado de Aceite de Oliva en Reino Unido, 2016 ICEX
  • El Mercado de Jamón Curado en Reino Unido, 2015 ICEX
  • El Mercado Hortofrutícolo en Reino Unido, 2017 ICEX
  • El mercado de Vino en Reino Unido, 2018 ICEX

Ferías de la industria agroalimentaria en Reino Unido

https://www.londonwinefair.com/

https://www.specialityandfinefoodfairs.co.uk/

http://www.ife.co.uk/

http://www.naturalproducts.co.uk/

https://www.therestaurantshow.co.uk/

http://www.hotelympia.com/

https://www.bbcgoodfoodshow.com/

http://www.winesfromspainfair.london/

https://live.imbibe.com/

https://www.foodanddrinkexpo.co.uk/

https://gff.co.uk/shows/ffsn/

https://londonproduceshow.co.uk/

https://www.lunchshow.co.uk/

https://www.chsgroupuk.com/event-conference-hospitality-show-2018-exhibitors/

https://www.scothot.co.uk/

http://www.realfoodfestival.co.uk/

Artículos en la prensa:

How  Britain discovered a taste for tapas

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *